Archivos de Tags: rallo

¿Por qué la teoría monetaria de Bondone supera a la de Mises?

Siguiendo con el debate del post anterior, voy a hacer una comparativa de la propuesta de Bondone en confrontación con la de Mises.

En su libro Teoría de la Moneda y el Crédito (TMC) Mises ya hace una clasificación monetaria confusa, otorgando la categoría de dinero (money proper o money in the narrower sense) al commodity money, al credit money y al fiat money.  Pero a pesar de todo en este punto su postura es más cercana a Menger y a lo que casi 100 años más tarde propondrá Bondone, veamos un fragmento de su texto:

“…We may give the name commodity money to that sort of money that is at the same time a commercial commodity; and the name fiat money to money that comprises things with a special legal qualification. A third category may be called credit money, this being that sort of money which constitutes a claim against any physical or legal person. But these claims must not be both payable on demand and absolutely secure; if they were, there could be no difference between their value and that of the sum of money to which they referred, and they could not be subjected to an independent process of valuation on the part of those who dealt with them. In some way or other the maturity of these claims must be postponed to some future time. It can hardly be contested that fiat money in the strict sense of the word is theoretically conceivable. The theory of value proves the possibility of its existence. Whether fiat money has ever actually existed is, of course, another question, and one that cannot offhand be answered affirmatively. It can hardly be doubted that most of those kinds of money that are not commodity money must be classified as credit money. But only detailed historical investigation could clear this matter up….” (The Theory of Credit and Money, Chapter 3)

Desafortunadamente en Acción Humana la cosa empeora, y Mises asegura que cuando se suspende la convertibilidad de un billete convertible (sustituto monetario según él), entonces pasa a la categoría de “credit money”, y que si la convertibilidad se suspende definitivamente, entonces pasa a la categoría de “fiat money”.

Si en TMC se inclinaba por decir que si la moneda fiat alguna vez existió era en realidad moneda crédito, en acción humana afirma que la inconvertibilidad definitiva transforma a la moneda en fiat en bien presente, anticipándose casi dos décadas a calificar como moneda fiat, y por tanto bien presente, al dólar post 1971.

La gran diferencia entre la propuesta de Bondone y de Mises es que el primero advierte el concepto de crédito irregular, y justifica el valor de la moneda fiat por su condición de crédito.  Y es una justificación puramente teórica,  y no histórica como el Teorema de Regresión de Mises.

Puede ser que aun repitiendo la historia mil veces la moneda fiat apareciese a raiz de la inconvertibilidad de una moneda redimible, de la misma forma que podríamos decir que aun repitiendo mil veces la historia se descubrirá antes el cuchillo de piedra o hueso antes que el cuchillo de metal.    Pero no por ello debemos justificar ni condicionar la existencia del cuchillo de metal a la existencia previa del cuchillo de hueso, ni mucho menos condicionar la utilidad o el valor del cuchillo de metal a la del cuchillo de hueso.

Esá claro que algo muy especial tenía para Mises la utilidad monetaria, ya que según él, el mercado era incapaz de evaluarla sin tener ninguna referencia de valor previa (sección 4, capítulo 17 de Human Action):

Neither a buyer nor a seller could judge the value of a monetary unit if he had no information about its exchange value–its purchasing power–in the immediate past.”

No veo donde puede estar la justificación teórica de esta afirmación.   Por eso no debe extrañarnos que el mercado no tuviese el más mínimo problema en ponerse manos a la obra en descubrir y generar precios de Bitcoin en cuanto advirtió su utilidad monetaria.  Pero Bitcoin no es más que una simple anécdota histórica, eso es lo de menos, el problema es que no creo que Mises demostrara lo que dice en esa frase.

Dicho esto, ¿que razones hay para descartar la propuesta teórica de Mises en favor de la de Bondone?  Voy a intentar resumir las razones más destacables en la siguiente tabla.

Sin duda, las dos razones más importantes son que en la propuesta de Bondone no es necesario desarrollar teoría especial para la moneda, ni tampoco es necesario salir de la Teoría del Valor Subjetivo o recurrir a razonamientos históricos.

 

Las Bitcoin siguen dando guerra

Hace ya algo más de un año que dedicamos dos o tres post a las Bitcoins, y siguen dando guerra.  A día de hoy cotizan a $12.      El reto que Bitcoin tiene por delante, que no es otro que convertirse en moneda, es extremadamente difícil.   Y aun si tuviese éxito en un futuro y siendo muy optimistas se estabilizase por ejemplo en $80, es más que probable que previamente vuelva a visitar cotas mucho más bajas que las actuales en su cotización contra el dólar.    Y esto es debido a que por su novedad, descubrir su precio es una tarea compleja que conllevará mucha prueba y error por parte del mercado, como ya señalamos aquí (punto 2).

Hoy quería hacer referencia a dos artículos sobre Bitcoins, uno de Juan Ramón Rallo y otro de José Luis Ricón.   Coincido bastante con las apreciaciones de José Luis, y gracias a la re-lectura de ambos me parece interesante resaltar las siguientes ideas, no necesariamente relacionadas con los artículos referidos:

  • Bitcoin es ante todo una moneda criptográfica, no electrónica.   Las Bitcoins son la representación electrónica de una serie de propiedades criptográficas o matemáticas.   De la misma forma que goldmoney es la representación electrónica de un certificado de depósito de oro.
  • A diferencia de la moneda basada en crédito que sencillamente se crea o emite, las Bitcoin se producen o descubren (se podría asimilar, de forma muy simplificada, a la búsqueda de nuevos números primos).   En este sentido cabe insistir que la parte importante de su producción no es su representación si no el proceso de cálculo necesario para descubrirla.  Igual que en el caso de los dólares actuales la clave de su existencia es la participación de un deudor, un bien presente y el propietario del bien presente o acreedor, y lo de menos es su representación en papel o en los registros contables de un banco.
  • Las Bitcoin son un concepto matemático, que no por intangible es menos real que el oro.  Está claro que la tangibilidad o intangibilidad no es un criterio para decidir si algo es un bien presente o no, ni tampoco tendríamos porque inferir que un bien intangible es menos útil o valioso que uno tangible, solo por el hecho de ser intangible.

Como reflexión final, añadiría que aunque las bitcoin se podrían “bancarizar” de momento son principalmente una moneda al portador, y además no son el pasivo de nadie.    Y a diferencia de la moneda fiat “pura” (como los Greenbacks de la época de Abraham Lincoln), no dependen de ningún emisor ni de su diligencia o disciplina a la hora de regular la moneda.   Esta dependencia, por cierto, es la que desnuda la naturaleza de crédito de aquella moneda fiat “pura”, tal y como señaló Mises (1912 p. 61).

Al contrario que la moneda fiat y de la misma forma que el oro, las Bitcoins una vez producidas son independientes de su productor/emisor, éste ya puede desaparecer o caer en la más absoluta de las ruinas, que no tiene por qué afectar a su valor ni a su cantidad.   En lo que se refiere a la producción del oro o las Bitcoins, solo un gran cambio en la capacidad del hombre para doblegar las propiedades matemáticas de las Bitcoin o las propiedades físicas del oro podrían afectar significativamente a su cantidad, y por tanto a su valor.

Manuel Polavieja.